Publi: envíosCertificados: ahorra más del 60 % en tu partida de envíos. 100% legal
Facebook Twitter Google +1     Admin

adolescentes



Bienvenido al weblog del proyecto de participación comunitaria de adolescentes y jóvenes "Aprendiendo entre todos a relacionarnos de forma saludable" del centro de salud Manuel Merino de Alcalá de Henares.
Contacta con nosotros: 630589872 (Patricio); patricioj040965@gmail.com

Temas

Archivos

Enlaces


Se muestran los artículos pertenecientes al tema afectividad y sexualidad.

10 consejos para relacionarnos más y mejor

20110617160840-imga0021.jpg

1. Cuantas más conversaciones iniciemos, más probabilidades tendremos de hacer amigos / as.

2. No te quedes mucho tiempo sentado como un saco de patatas en los pubs, discotecas, fiestas o bailes.

3. Toma la iniciativa y da el primer paso.

4. Cuando te pregunten, aporta información gratuita, da autorrevelaciones que permitan a la otra persona continuar la conversación.

5. Si quieres empezar una conversación con alguien, hazlo sin miedo a que te rechace.

6. No temas molestar a la otra persona; si le molestas ya te lo hará saber.

7.No pienses que por no decir algo brillante, la otra persona pensará que eres un idiota: lo que piense la otra persona de nosotros es su problema.

8. Es más importante mostrar nuestro interés hacia la otra persona que las palabras exactas que se digan. 

9. No creas que no vales lo bastante para una persona si se niega a salir contigo: puede tener otros intereses o necesidades.

10. Es un error pensar que si una persona no nos demuestra que le caemos bien a la primera, no le caeremos bien nunca.

... y, sobre todo, aunque te desanimes, sigue practicando.

No estás solo: tiritas para corazones partidos

20070409002614-el-corazon-roto.jpg “La distancia no es cuánto nos separamos, la distancia es si no volvemos” (A. Sanz)

Muchos adolescentes sienten que se les ha "partido el corazón". Es lo que muchos denominan "mal de amores". Te sientes solo y parece como si todas esas canciones sobre corazones rotos se hubieran escrito precisamente para ti y la situación que estás viviendo.

Los desencadenantes de "mal de amores" pueden ser diferentes. Algunos jóvenes experimentan una profunda tristeza cuando una relación de pareja llega a su fin. Otros se enamoran de alguien que no siente lo mismo por ellos. También puedes sentir que se te "parte el corazón" cuando un buen amigo desaparece de tu vida. La sensación de pérdida en todos los casos es similar, independientemente de que se trate de la pérdida de algo real o de algo con lo que sólo se había soñado. Es un sentimiento de profunda amargura, vacío y tristeza.

Aunque los poetas llevan miles de años escribiendo sobre el mal de amores y los cantantes alcanzan el éxito con baladas sobre corazones partidos, cuando te ocurre a ti, lo sientes como si ninguna otra persona en el mundo se hubiera sentido jamás del mismo modo. Si te estás recuperando de una experiencia de este tipo, hay cosas que puedes hacer para aliviar el sufrimiento:
  • Comparte tus sentimientos. Algunos adolescentes encuentran que el hecho de compartir sus sentimientos con alguien de confianza -alguien que se haga eco de lo que están pasando- les ayuda a sentirse mejor. Esto puede implicar expresar todo lo que sientes, e incluso llorar en el hombro de un buen amigo o familiar y dejar que éste te consuele. A otros les ayuda más salir de casa y hacer aquellas cosas que normalmente disfrutan haciendo, como ir al cine o a un concierto, para desconectar del sufrimiento. Es posible que la gente, con sus mejores intenciones, no entienda la profundidad de tus sentimientos e intente animarte con afirmaciones como "lo superarás" o "ya conocerás a otra persona". Probablemente esas personas están intentando ayudarte de la única forma que saben, pero cuando les oyes tienes la sensación de que son incapaces de entender por lo que estás pasando o intentan minimizar tus sentimientos. Si te sucede esto, habla con alguien que te entienda mejor.
  • Cuídate. Tener partido el corazón puede ser muy estresante, de modo que no permitas que interfiera con tu ritmo de sueño; tu cuerpo necesita descansar para reponerse. Duerme mucho, come alimentos saludables y haz ejercicio regularmente para reducir el estrés y los sentimientos depresivos.
  • Recuerda todas las cosas buenas que eres y tienes. A veces las personas que tienen partido el corazón se echan las culpas por lo ocurrido. Pueden ser muy duras consigo mismas, exagerando sus faltas como si hubieran hecho algo para merecer el sufrimiento que están experimentando. Si te das cuenta de que te está ocurriendo esto, corta de raíz e intenta elevar tu autoestima. Recuérdate las cualidades que tienes y, si no se te ocurre ninguna porque el dolor te ofusca la mente, pide a tus familiares y amigos que te ayuden a recordar todas las buenas cualidades que tienes.
  • Mantente ocupado. Puede costarte bastante cuando estés sumido en la tristeza y dominado por el sentimiento de pérdida, pero ayuda mucho. Es un buen momento para redecorar tu habitación o probar una nueva afición (hobby). Esto no significa que no debas pensar en lo ocurrido (reflexionar sobre lo que nos ha sucedido forma parte del proceso para superarlo) sino que es conveniente centrar tu atención en otras cosas.
  • Ten paciencia y date tiempo. Para superar la tristeza hace falta tiempo. Casi todo el mundo cree que nunca se repondrá completamente, pero el espíritu humano es sorprendente -y los males de amores casi siempre se curan al cabo de un tiempo.¿Cuánto tardaré en superarlo? Eso dependerá de qué fue lo que te partió el corazón, cómo afrontaste la pérdida y con qué rapidez tiendes a recuperarte de las experiencias. Recomponer un corazón roto a algunos adolescentes les cuesta unos días, pero a otros muchas semanas o incluso meses.
Algunos jóvenes sienten que nunca volverán a ser felices y se refugian en el alcohol o las drogas. Otros se enfadan muchísimo e intentan hacerse daño o hacer daño a otras personas. Los adolescentes que empiezan a beber, a consumir drogas, o a autolesionarse para evadirse de la realidad de la pérdida pueden creer que están mitigando el dolor, pero se tratará de un alivio meramente temporal. No estás afrontando realmente tu dolor, sino tan sólo enmascarándolo, lo que hará que tus sentimientos crezcan en tu interior y, a la larga, se prolongará tu sufrimiento.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Las experiencias sexuales a edad temprana están menos extendidas y son muchas menos de lo que la gente supone

20061210032158-besos-adolecentes.jpgUn estudio que analiza datos de 59 países de todo el planeta y publicado en noviembre en la revista "The Lancet" da a conocer el primer análisis exhaustivo de la conducta sexual en el mundo, como parte de una serie de informes sobre salud reproductiva y sexual. El artículo analiza desde la edad de inicio en las relaciones sexuales al número de parejas, pasando por el sexo seguro y otras muchas cuestiones. Los autores exploran los patrones y tendencias de la salud sexual y revisan la literatura sobre estrategias preventivas para mejorar el estatus de salud sexual. El patrón dominante en la mayor parte del mundo es la monogamia y la mayoría de la gente informa de que solo ha tenido una pareja sexual reciente, pese a que en los países industrializados abunda en mayor medida la promiscuidad. Asimismo, en todo el mundo son los hombres los que tienen múltiples parejas en mayor medida que las mujeres, si bien en algunos países desarrollados la proporción es similar. El análisis de las tendencias muestra que las experiencias sexuales a edad temprana están menos extendidas y son muchas menos de lo que la gente supone. En la mayoría de países, la edad de la primera relación sexual en las mujeres ha aumentado. Incluso en países en vías de desarrollo en los que el matrimonio de la mujer se solía realizar a edad temprana, las jóvenes se casan cada vez más tarde, algo que se observa claramente en países de África y Asia. En cuanto a uso del preservativo, las tasas están en aumento, incluso en países pobres como Uganda, aunque son mayores en países industrializados. En conjunto, los autores consideran que, debido a la diversidad de conductas sexuales observadas en este estudio, las estrategias para mantener una buena salud sexual y prevenir enfermedades deben ser también muy variadas en función de cada región.

Pistas para ligar con éxito

ligar.jpgDistintas investigaciones indican que una buena parte de los jóvenes adolescentes tienen dificultades o les falta habilidades para concertar citas. Este dato adquiere mayor significación si se tiene en cuenta que el establecimiento de relaciones sociales insatisfactorias durante la adolescencia puede convertirse en el precursor de alteraciones psicológicas en la edad adulta.

En los talleres de desarrollo personal para adolescentes del centro de salud Manuel Merino* se aprende a utilizar las armas para ligar (sonrisa, mirada, muestra de interés hacia el otro, hacer que el otro se sienta importante, elogios, tipo de aproximación, seguridad en uno mismo, naturalidad, buen humor, escucha activa, preguntas abiertas, autorrevelaciones, información gratuita, hacerse el confidente del otro, hacerse de rogar, dejar al otro con la miel en los labios para hacerse desear, paciencia, ... )

El desarrollo de relaciones íntimas requiere, en una fase inicial, que las personas conversen, se conozcan y concierten citas. La trascendencia de estos encuentros viene determinada por tres tipos de factores: la confianza o seguridad de resultar aceptado, la imagen favorable y aceptadora que uno tiene de sí mismo y el tipo de situación (que resulte físicamente excitante). Por ello, es importante potenciar el propio atractivo físico (aspecto, aseo, vestuario,... aunque no muy por encima del de la otra persona), mostrar confianza y seguridad en uno mismo, propiciar la proximidad y la familiaridad aumentando el número de contactos, buscar situaciones de activación fisiológica (novedosas, emocionantes, intensas,...) y emplear un lenguaje un tanto ambiguo y lúdico (que sugiera atracción) pero que no impida pedir de forma clara y sencilla las conductas del otro que uno desea.

Para evitar una excesiva ansiedad que nos bloquee es útil ensayar los encuentros en la imaginación o con personas de confianza. En nuestros talleres de adolescentes* utilizamos juegos de representación de papeles (“role playing”). Un esquema útil puede ser el siguiente:

Contacto inicial:

Primer paso.- Cómo te aproximas a la otra persona:
-Con la mirada: tú sabes cuándo una persona te acepta o no con la mirada. Practica códigos de comunicación con la mirada. Intenta traducir lo que dicen las miradas. Ensaya cómo mirarse ligando.
-Busca complicidad: cosas en común con la otra persona.
-Pasea delante del otro con naturalidad, mirándole y mostrándole tu cuerpo abierto: evita cubrirte demasiado tiempo el pecho o el vientre con los brazos, carpetas, revistas o cualquier otra cosa; mantén las manos a la vista y el cuerpo recto, erguido, intentando guardar el equilibrio y la simetría general del cuerpo, en especial de la cabeza y de los hombros (las posturas asimétricas suelen denotar sensaciones conflictivas).

Segundo paso.- Inicias una conversación:
-Saluda y haz una autopresentación: ¡hola! ¿qué tal? Soy... y tú, ¿quién eres?
-Realiza algún comentario sobre el entorno (lugar, situación, actividad,....) en que se está.
-Primeras preguntas generales, abiertas (que no tengan como respuesta sí o no), conversación intrascendente (¿te gusta el deporte?,...) para que no des oportunidad de rechazarte.

Tercer paso.- Al final de la conversación, estableces un segundo contacto para algo: iros en mismo autobús, pedirle algo, ofrecerle algo,...

Segundo contacto:

-Imagen es importante: muy limpios, ropa bonita, no oler a nada,...
-Siéntete guapo / a: practica pensando en tus diferentes partes del cuerpo e intenta caminar por una calle sintiéndote estupendo / a (seguro que alguien te piropea)
-Potencia tu propio modelo de belleza: eres 10 porque eres original, no tienes copia (busca en el espejo a quién se parece cada parte de tu cuerpo y reconócete como único y original); refuerza lo que te gusta de ti y neutraliza lo que te disgusta (ej: si no te gusta la tripa, métela para dentro para que no se note al principio de la cita y luego a medida que te encuentres cómodo ve soltándola).
-Acercamiento muy informal (ir con amigo / a) para que no se asuste la otra persona.
-Expresa lo que te gusta de la otra persona: practica continuamente diciéndoles a los otros lo que te gusta de ellos.
-Haz autorrevelaciones: aportarle al otro información personal sobre uno mismo resulta fundamental para encuentros posteriores, en cuanto que supone la apertura hacia el otro y el establecimiento de un clima de confianza que facilita la reciprocidad en la relación.
-Haz preguntas directas: como ya ha quedado contigo no te dirá "a tí qué te importa".
-Haz intento de volver a quedar para hacer algo diferente, algo que nadie lo haga; es importante que no haya dinero por medio, para evitar que te diga no por no tener dinero. Propón día, hora y lugar concretos.

* Los talleres de desarrollo personal para adolescentes del centro de salud Manuel Merino constituyen un espacio donde, dentro de un ambiente de confidencialidad (nada de lo que digas se comunica a nadie sin tu permiso), puedes compartir con otros adolescentes tus necesidades, dudas o temores sobre todo aquello que te preocupe, aprendiendo a estar más a gusto con uno mismo y con los demás. La inscripción es gratuita (no cuesta nada) y pueden inscribirse adolescentes de todo Alcalá. Las sesiones son los jueves de 19 a 20,30 horas. Acércate al centro de salud Manuel Merino del IMSALUD (en la calle Manuel Merino, esquina con el paseo del Val, enfrente del centro comercial El Boisan) y pregunta por Lola (mañanas) o por Patricio (tardes) y te informaremos más. Te puedes inscribir en el mostrador de cita previa del propio centro de salud Manuel Merino.

¿Cómo encontrar amigos?

Amigos.JPGLa amistad es una necesidad vital: “Se puede vivir sin hermanos, pero no sin amigos”. Ninguna persona puede autoestimarse y tener confianza en sí misma, si no tiene amigos y se siente amada. Hay quien dice que “en la vida no importa quién eres, sino que alguien te aprecie por lo que eres, y te acepte y te ame incondicionalmente”.

La ciencia de la amistad necesita ser aprendida. Como dice Erich Fromm: “Sólo en contadas ocasiones nuestra cultura trata de aprender el arte de amar; dedicamos casi todas nuestras energías a otras cosas y muy pocas a aprender el arte de amar”.

Para encontrar amigos lo primero es buscarlos. ¿Dónde buscar? Allí donde encuentres comunicación de sentimientos, ideas y aspiraciones. Así, es fácil vivir experiencias de comunicación y amistad en grupos culturales, deportivos o religiosos. Apúntate, pues, a un club de actividades de tiempo libre, a un grupo scout, un club de baloncesto o de danzas, un equipo teatral, un conjunto de guitarras o un grupo parroquial. En la Casa de la Juventud (Plaza de la Juventud) o en el CIDAJ (C/ San Felipe Neri 1) te pueden informar.

Otra opción es apuntarte a los talleres para adolescentes que organizamos en el centro de salud Manuel Merino (C/ Manuel Merino, esquina con el paseo del Val) o a las actividades que se ofertan los sábados por la noche dentro del programa “Otra forma de moverte”.

Hecho esto, pon en práctica los siguientes consejos:
1-Cultiva los hábitos básicos de cortesía:
-Dar las gracias por cualquier favor que recibas.
-Pedir disculpas por una molestia que hayas causado.
-Recoger del suelo algo que se le cae a un compañero.
-Ceder el paso.
-Aguardar tu turno de intervención.
-No reír ante una equivocación cualquiera de un compañero.
-Ayudar al otro en una dificultad.
-Cerrar las puertas con cuidado para no molestar con ruidos.
-Pedir todas las cosas usando alguna fórmula como “por favor”.
-Escuchar con gran atención cuando nos habla un compañero.
2-Destierra el uso de motes molestos.
3- Adquiere el hábito de saludar amablemente.
4- En los trabajos en grupo, no esperes pasivamente a que los demás hablen y te lo den todo hecho; prepárate bien antes y aporta todo lo que puedas. Así los demás te verán como un elemento positivo y no como un parásito.
5- Ayuda a todo el que te necesite.
6- Pide ayuda siempre que la necesites.
7-Desarrolla la actitud de compartir tres dimensiones personales importantes: a) tus cosas o bienes propios; b) tu vida interior, tus vivencias de alegrías, de sufrimiento, de ilusiones, de conocimientos adquiridos, tus sentimientos y deseos íntimos; c) tus acciones o actividades de todo tipo.
8- Expresa tu afecto hacia tus compañeros de grupo. No te quedes sin decir te quiero a los que quieres.
9- Agradece a tus compañeros de grupo sus expresiones de afecto hacia ti. Así se sentirán a gusto y las repetirán más veces.
10- Sé tú mismo en todo momento. “Amigo es aquel que, a pesar de conocerte, te sigue queriendo”.
Y, sobre todo, en toda relación, mira antes el dar que el recibir.

El respeto a las diferencias en una amistad

1079113926_1.jpg

En la adolescencia es posible forjar fuertes y positivas amistades, con las cuales podemos comunicarnos creativamente y potenciar nuestra conciencia de un@ misma. Las amistades pueden ayudar en ese proceso de descubrimientos sobre un@ mism@ esencial para el desarrollo de nuestra identidad personal. Sin embargo, la dependencia puede desvirtuar esas relaciones. En una amistad las opiniones de un@ deberían ser respetadas aunque sean distintas de las de l@s amig@s, pero, muchas veces tememos tanto estar sol@s que no nos atrevemos a discrepar y hacemos cualquier cosa para evitar discutir y conservar la amistad. Es como si tuviéramos interiorizado que es difícil hacer nuevos amig@s y que si perdemos a un/a amigo/a estamos perdid@s.

Identificarse con nuestr@s amig@s es bueno para la construcción de nuestra identidad. El etólogo Bloom habla del “cerebro global” al referirse que para asegurarnos de que estamos pensando y haciendo lo correcto nuestra amígdala cerebrar en lugar de consultar nuestro propio lóbulo frontal consulta a los lóbulos frontales de nuestr@s semejantes. No obstante, una identificación excesiva con los amig@s, “siendo como ell@s” e imitándolos de forma constante, dificulta la adquisición de una identidad propia como personas.

Para identificar dependencias excesivas de los amig@s, regresivas en nuestro camino de crecimiento personal, es bueno preguntarnos cómo nos sentimos cuando un/a amigo/a expresa una opinión distinta a la nuestra, ¿sentimos angustia si no alcanzamos cierto consenso?, ¿manifestamos cada un@ nuestra opinión cuando planeamos dónde ir o qué hacer?, ¿podemos decir no a las peticiones del otr@?, ¿si mi amig@ me ofende soy capaz de discutir el tema con él o ella?, ¿estamos tan asustad@s por estar sol@s que nos atrevemos a discrepar?

Como dice Apter: “La amistad no sólo consiste en estar de acuerdo, en pensar lo mismo y ser iguales. También se compone de apasionadas diferencias y los roces producidos por estados de ánimo distintos, convirtiéndose así en un laboratorio donde practicar en qué consiste una relación interpersonal. Dentro de este ámbito, se ponen a prueba habilidades que más tarde se usarán con la pareja o con otros amigos. Una de las cosas más difíciles en toda relación es aprender a discrepar y a sentirse queridos aun cuando somos conscientes de que no somos iguales, es decir, que somos distintos a nuestros amigos”.

Con frecuencia en la consulta de promoción de la salud del adolescente del centro de salud Manuel Merino atendemos jóvenes que se aferran a amistades que no les respetan, por miedo a la soledad y desconfiar en sus posibilidades para hacer nuev@s amig@s. Les recuerdo que la mayoría de l@s jóvenes quieren tener nuev@s amig@s y que es poco probable que alguien nos rechace la oferta de charlar un rato. Y en el caso de que esto suceda, hipergeneralizar la situación es un pensamiento erróneo: es sólo una persona con sus intereses y preocupaciones, no nos ocurrirá siempre. Obviamente, es mucho más fácil iniciar una conversación con una sola persona que con un grupo, cuya dinámica podemos interrumpir. He aquí 10 consejos que os pueden ser útiles para relacionaros más y mejor:
1. Cuantas más conversaciones iniciéis, más probabilidades tendréis de hacer amigos / as.
2. No te quedes mucho tiempo sentado como un saco de patatas en los pubs, discotecas, fiestas o bailes.
3. Toma la iniciativa y da el primer paso.
4. Cuando te pregunten, aporta información gratuita, da autorrevelaciones que permitan a la otra persona continuar la conversación.
5. Si quieres empezar una conversación con alguien, hazlo sin miedo a que te rechace.
6. No temas molestar a la otra persona; si le molestas ya te lo hará saber.
7.No pienses que por no decir algo brillante, la otra persona pensará que eres un idiota: lo que piense la otra persona de nosotros es su problema.
8. Es más importante mostrar nuestro interés hacia la otra persona que las palabras exactas que se digan.
9. No creas que no vales lo bastante para una persona si se niega a salir contigo: puede tener otros intereses o necesidades.
10. Es un error pensar que si una persona no nos demuestra que le caemos bien a la primera, no le caeremos bien nunca.
... Y, sobre todo, aunque te desanimes, sigue practicando.

Si eres adolescente y quieres profundizar más sobre éste u otros temas que te preocupan puedes acudir, por las tardes, a la consulta de promoción de la salud del adolescente del centro de salud Manuel Merino (C/ Manuel Merino esquina con el paseo del Val, preguntar por Patricio, teléfono 918824220 / 918824000) donde, manteniéndote el secreto profesional, se te ayudará con tus problemas personales. También puedes apuntarte en el mismo centro de salud a los talleres grupales de desarrollo personal (jueves de 19 a 20,30 horas) donde encontrarás otros adolescentes con sus problemas, podrás dejar de sentirte aislado emocionalmente y comenzarás a recuperar tu sentido de confianza en ti mism@ y en otr@s. Además puedes participar en el proyecto de participación comunitaria de adolescentes y jóvenes “Aprendiendo entre todos a relacionarnos de forma saludable” donde te sentirás útil y aumentará tu autoestima.



Blog creado con Blogia.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris